sábado, 21 de febrero de 2015

La Ilustración en las aulas de Quart. El Maestro Vicente Griñó y su alumno Fr. Vicente Coll, posible traductor de una obra de Voltaire.

Dice y se pregunta el P. Gregorio Santiago Vela en la publicación de 1915 del ensayo de una biblioteca Ibero-americana de la orden de San Agustín:

"Padre fr. Vicente Coll, fue un ilustre valenciano que gozó de gran reputación como vate, y dejó traducida la tragedia francesa, La muerte de Julio Cesar ¿Será versión de la célebre tragedia de Voltaire?. "

Desde los archivos secretos de Quart de Poblet nos hacemos la misma pregunta. ¿ Sería posible que este religioso de Quart tradujera esta obra dramática antes de que lo hiciera el político Mariano Luis de Urquijo en 1791? Abrimos una nueva investigación.

¿Quién era Fr.Vicente Coll?

«Hijo, dice Fuster, del lugar de Cuarte de Manises, á una legua de Valencia, donde estudió la Gramática bajo la enseñanza de Mosén Vicente Griñó, Presbítero del mismo pueblo, a cuyas aulas por el crédito y fama de buen maestro acudían muchos alumnos del contorno y aun de esta misma ciudad, donde enseño algunos años en el colegio de San Pablo. 
Nuestro autor á juicio de Mosén Griñó, fue el más aventajado de todos los discípulos que tuvo en la larga carrera de su enseñanza. Tomó el hábito de S. Agustín, donde brilló su luminoso talento, no menos en calidad de estudiante que de lector de Filosofía y Teología. Ninguno de su tiempo se le aventajó en el modo de  argüir en los teatros... Siempre fue tenido por gran teólogo, y dio pruebas indudables de ello en unas conclusiones del Capítulo Provincial de su Orden, donde hizo ver su profunda erudición y sana crítica en varios puntos, que suelen mirarse como extraños á la profesión de dicha ciencia. Fué condecorado con el grado de Maestro, Prior de su convento de Rocafort y muchos años Rector del Colegio de San Fulgencio, donde por rescripto Pontificio, que impetró la Religión , fue honrado con las exenciones de Padre de Provincia.
Falleció en su convento de San Agustín , de esta ciudad, del que era hijo de profesión, en 17 de Septiembre de 1805.
1. Colegio de San Fulgencio. 2. Convento de San Agustin. Valenia Edetarum Padre Tosca.
Las obras de Fr Vicente Coll.

1. Sermón del cíngulo de Santo Tomas, predicado en el convento de Predicadores de Valencia en 14 de Mario de 1772. 
2. El Héroe de Piedad y Varón de Misericordia Santo Tomas de Villanueva, modelo de Prelados. Sermón que en el Capítulo Provincial de PP. Agustinos Calcados de la Corona de Aragón, celebrado en Valencia en el año 1782, dixo el M. R. P. Mtro. Fr.Vicente Coll Rector del Colegio de San Fulgencio de dicha Ciudad y Orden. Publicase á expensas de un devoto singularmente favorecido del Santo.Esta producción, añade Fuster, es del mayor aprecio, y debe mirarse como uno de los modelos de elocuencia del siglo XVIIl.
3. Carta á un Prebendado de Chinchilla. — MS. Aunque lleva el título de carta, es una sabia disertación que fija la inteligencia de muchos puntos teológicos que controvierten las escuelas.Manuscrito
4. La muerte de Julio César. — MS. Pieza dramática traducida del francés.Manuscrtio
5. V. Armañá (limo. D. Francisco), Relación de ías Solemnes Exequias, donde se da noticia de un trabajo del P. Coll. 
6. Frugis Theologiae lineamenta, manuducente M. P. AugustinoTheologorum Principe, Hsereticorumque Invictissimo Debellatore, prosua promit partialitate ad Certamen inter Comitia Reg. Arag. Prov.Barcinone ineundum P. Fr. Vincentius Coll... Tenebit dexteram...Fr. Eugenius Rombau... Locus Certaminis Sacra Reg. S. P. N. AugustiniCoenobii ^des, die XIII mensis Maji, ann. Dom. M.DCCLXIV, horis promeridianis. Valentise: Typis Benedicti Monfort, ann. 1764. de 92 págs. Lleva al principio una dedicatoria y ei retrato de Asensio Sales, Obispo de Barcelona, a quien está dedicado el folleto. -Roura y Pujol, Catálogo de la Biblioteca pública de Mahón.

«No carecía, añade Fuster, nuestro autor de buen numen para la poesía. Son muchos los que tienen noticias de ello, y han visto algunas producciones poéticas. Sabemos que en las fiestas de la conclusión de la nueva capilla de la Comunión de Cuarte se hermosearon las paredes de su templo con varias poesías, y todas eran del ingenio y pluma del Maestro Coll.
Capilla de la Comunión la Parroquia Purísma Concepción de Quart.
De su maestro Mosén Vicent Griño,  hemos encontrado referencias en estudios y publicaciones de revistas especializadas de historia moderna. Gracias a D.Enrique Giménez y D.Vicente León, quienes nos han facilitado parte de estos textos,  podemos situar a Griñó en un momento histórico de la vida académica entre aulas de Latín en Quart. Todo esto bajo un contexto de lucha y control del poder de la Universidad Valenciana, después de la expulsión de los jesuitas en 1767.

" Griñó se incorporó al Seminario el 5 de abril de 1767, pasando de Quart donde había enseñado más de 25 años con 57 años. Desde este año hasta 1772 no ha padecido enfermedad alguna, "estando tan ágil que es el primero en entrar y el último que sale del Aula".
"El Dr. Vicente Griñó, Maestro de tercera clase pasó al Seminario de el lugar de Quarte en donde estaba empelado en la enseñanza de latinidad más de 25 años, instruyendo con singular aplicación, no sólo a los hijos de aquel lugar sino de los lugares vecinos y algunos de esta Ciudad, pues concurrían a su Aula atraídos de su buena fama, por cuyo medio ha logrado ver muchísimos discípulos suyos graduados en diferentes facultades y constituidos en empleos muy honoríficos, tiene licencias perpetuas de predicar y confesar, en cuyo sagrado ministerio se ha empleado desde el año 1736. Ha predicado en el lugar de su antigua residencia quatro Quaresmas, las tres seguidas y muchos días por mañana y tarde sin otro interés que el provecho espiritual de las almas. Su laboriosa aplicación no sólo a la enseñanza sino también a los Ministerios sagrados se ha echado a ver en el gran vacío que ha dejado en el lugar de Quarte y en la solicitud con que han procurado, así el cura como el Ayuntamiento de dicho lugar se le permitiese volver a él para lo cual  hicieron su representación al Corregidor y no habiendo producido efecto dirigieron otro al Consejo"
Esta lucha en la Universidad, encabezada por la figura de Gregorio Mayans para hacerse con el poder e imponer su gramática en las escuelas de nobles de San Pablo, viene originada en parte por las acusaciones realizadas por otro maestro de Retorica Josef  la Plana en una carta al ministro Campomames criticando a Vicente Griñó en estos términos :

...Un día después, el 5 de abril, fue encargado de las clases de Latinidad el sacerdote Vicente Griñó, tenía más de 62 años de edad, era cojo, y pasaba su tiempo en el aula «en cuentos y fruslerías» en lugar de traducir a Ovidio y las Epístolas de Cicerón. Griñó procuraba disimular su ignorancia practicando una violencia brutal con los alumnos, a quienes arrojaba objetos diversos, les asía frecuentemente de los cabellos y orejas, y les daba zurriagazos y patadas «corrigiendo con descompasados gritos y furores, con lo que más confunde que instruye». El resultado era que los alumnos pasaban a Plana ignorándolo casi todo, obligándole a enseñarles la sintaxis cuando estaba encargado en su docencia de impartir prosodia y retórica

Como contestación a estas acusaciones la Universidad Contesta al sector de Mayans El 21 de febrero de 1772 con un informe para el Consejo:

"... En él se negaba que los estudios del Seminario de Nobles se hallasen en decadencia..También se desmentía que los Maestros tuvieran una edad provecta, pues salvo Vicente Griñó, que tenía 62 años,.... En general, «en todos ellos concurren circunstancias muy recomendables» por su larga experiencia, pero se elogiaba particularmente a Vicente Griñó, ..., organista en la cercana localidad de Cuart, se decía que enseñaba latín en aquella población y que su enseñanza atraía a alumnos de lugares vecinos, incluso de la propia Valencia...

Como último dato es importante resaltar, que en el Archivo de Cento Sancho se encuentra un documento de interesante lectura, escrito por Mosén Vicente Griñó:

"Novena a la Madre Santísima de la Luz, La Purísima Virgen María. En el Lugar de Cuarte de la Vega de Valencia. Y breve noticia del origen de este nuevo titulo de nuestra señora, sacada de la que dispuso un padre de la Compañía de Jesús y se imprimió en Méjico en el año 1752. Por Vicente Griñó y Montagut, presbítero, maestro de latinidad y beneficiario en la Iglesia Parroquial del Lugar de Cuarte en la Vega de Valencia. Reimpresa a expensas de los cofrades de la Virgen de la Luz"
Antiguo seminario de Nobles educandos de San Pablo, actualmente I.S LLuís Vives, donde Griñó ejerció de Maestro de la Latinidad.


CONCLUSIONES

Es indudable que a mediados del siglo XVIII tanto Coll como Griñó coincidieron en nuestro pueblo en estas aulas de latín, y que ambos desempeñaron un papel importante o relevante en la vida académica Valenciana pero se desconoce donde estarían estas aulas y quienes venían a Quart a escuchar esas traducciones de Ovidio y las Epístolas de Cicerón. 
De Vicente Coll, su alumno mas aventajado, tenemos algunas textos localizados otros no. Como valoración personal considero que el manuscrito más importante seria el de "la Muerte de Julio Cesar " que no he podido encontrar. Seguramente esté ahí, en Google, circulando por  la red o cualquier biblioteca o en posesión de cualquier  anticuario. Aunque lo mas probable es se quemara en 1812 por la invasión francesa, al bombardear la biblioteca Valenciana.
Se sabe que la inquisición estaba en contra de la obra de Voltaire y que la iglesia impuso que las obras traducidas de Voltaire fueran anónimas a excepción de la que tradujo Urquijo.  No podemos afirmar que este manuscrito de Coll fuera anterior o posterior al del Voltaire español, pero para nosotros lo mas importante es que este escritor era de Quart, ademas resulta anecdótico que fuera religioso, sabiendo las posturas anticlericales de Voltaire.  Sabemos que la mayoría de las obras de Coll son anteriores a la fecha de 1791, momento en que en la Gaceta de Madrid saca un anuncio sobre la publicación de una obra teatral de Voltaire: La muerte de César, traducida al castellano por Mariano Luis de Urquijo (1769-1817).
Por otro lado sabemos por los escritos anteriores, que Coll, nuestro escritor "brilló su luminoso talento, no menos en calidad de estudiante que de lector de Filosofía y Teología" y de Voltaire sabemos de su revolución el pensamiento filosófico del siglo XVIII. ¿Podría haber traducido Coll esta obra? Seguiremos buscando.

Fuente Bibliográfica:
  • Biblioteca valenciana de los escritores que florecieron hasta nuestros días (1827).
  • Ensayo de una biblioteca íbero-americana de la Orden de San Agustín (1913). 
  • Revista de historia Moderna, " La enseñanza en el seminario de nobles educandos tras la expulsión de los jesuitas. Un capítulo de la lucha por el control de la enseñanza en Valencia". 2002. D.Enrique Giménez López.
  • A.H.N. Consejos. libro 1942. Facilitado Por D. Vicente LeónMemorial de Segarra contra Plana.
  • Foto de la Capilla de la Comunión extraída de Libro de Historia, Arte y Geografía de Quart de Poblet.
  • http://www.sanchosanmartin.es/ archivo de Cento Sancho Sanmartín
Autores: Sergio López López y Javier González Villena.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada